Tipos comunes de estadísticas engañosas en publicidad – y cómo detectarlas

Actualizado en octubre de 2023

En los últimos años, los ejemplos de estadísticas engañosas son cada vez más frecuentes. Las empresas y los anunciantes se han dado cuenta de que las estadísticas pueden manipularse para presentar sus productos de la mejor manera posible y, como resultado, a menudo se presenta a los consumidores publicidad engañosa.

Una de las razones por las que las estadísticas engañosas están tan extendidas en la publicidad es que muchos consumidores desconocen las técnicas utilizadas para manipular los datos.

En este post, veremos los tipos más comunes de estadísticas engañosas, las industrias que más a menudo utilizan esta mala práctica y le daremos una idea de cómo detectarlas.

Kim Cooper
Director of Marketing, Amazon Alexa

Single Grain enables us to increase our impact without increasing our headcount

Work With Us

El poder y las trampas de las estadísticas en publicidad

Los consumidores buscan datos a la hora de comprar productos y servicios, e Internet facilita a cualquier persona normal la recopilación de datos y la comprensión de diversos temas. Al mismo tiempo, Internet es un caldo de cultivo para la desinformación, la publicidad falsa y los datos engañosos.

Por desgracia, aún hay una nube gris de conocimiento sobre las técnicas utilizadas para recopilar esos datos y sobre si la empresa que está detrás del anuncio es tan digna de confianza como uno piensa. Por eso todos los consumidores deberían entender por qué los anuncios engañosos tienen graves repercusiones.

Cómo influyen las estadísticas en los consumidores

Antes de adquirir un producto o servicio, los consumidores quieren ver los hechos para asegurarse de que su compra beneficiará sus vidas y resolverá sus puntos débiles.

Por eso muchas marcas mencionan las estadísticas en sus campañas de marketing y publicidad. Las estadísticas ofrecen a los clientes potenciales una forma fácil de consumir y comparar datos; los usuarios pueden procesar porcentajes y gráficos más rápidamente que las narraciones, y les resultará más fácil evaluar la eficacia del producto o servicio.

Tomemos como ejemplo el sector de la alimentación y las bebidas.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina, la información y el etiquetado del producto son factores importantes que los consumidores utilizan para decidir si prueban o no un alimento o una bebida. Las empresas no sólo utilizan la información nutricional para transmitir estos datos, sino que también declaran los beneficios para la salud del alimento o la bebida. Estos datos son esenciales para que los consumidores mantengan una dieta sana y sepan cómo pueden afectar los alimentos a su salud.

Sacar conclusiones demasiado pronto

Aunque mencionar estadísticas y afirmaciones puede ser eficaz en la publicidad, los consumidores experimentan un problema importante: sacar conclusiones antes de tiempo.

Antes de investigar un producto, es posible que la gente ya sepa lo que quiere o busca. Seguirán sintiéndose más cómodos investigando antes de comprar nada, pero la mayoría de los consumidores abordarán este proceso con un objetivo.

Si un usuario encuentra una crema hidratante antienvejecimiento que dice “el 90% de los usuarios experimentaron menos arrugas”, esta estadística será suficiente para que los consumidores compren el producto. No se darán cuenta ni les importará que se trate de un reclamo publicitario falso. Cuando las cifras son tan altas (en positivo), la gente no se hace más preguntas.

Por ejemplo, la marca podría haber realizado la encuesta entre estudiantes universitarios y no entre personas con síntomas de envejecimiento, creando sesgos en la investigación.

Fake ad for skincare moisturizer

Esto nos lleva al siguiente punto.

Sesgos en las reclamaciones y en el consumidor

Las empresas siempre van a estar predispuestas a favor de su propio producto o servicio. Pero no ayuda que los consumidores tengan sus propios prejuicios a la hora de encontrar productos y servicios que utilizar. Si la gente quiere que algo sea cierto, buscará cualquier fuente para demostrarlo.

La dieta ceto es el ejemplo perfecto. Durante la década de 2010, esta dieta estaba de moda. Esta dieta animaba a los usuarios a comer más grasas y proteínas y menos carbohidratos.

Pero la verdadera razón por la que la gente seguía esta dieta era para consumir más de sus carnes grasas favoritas, sobre todo tocino. Si entras en Google y buscas “dieta ceto y beicon”, encontrarás numerosos sitios web (principalmente empresas cárnicas y sitios web ceto) que animan a los usuarios a incluir beicon en sus comidas:

keto diet and bacon SERPS

Al mismo tiempo, si buscas “¿es sano el beicon?”, encontrarás fuentes que afirman que el beicon está cargado de colesterol y sodio, lo que sigue aumentando el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

En este ejemplo, vemos que las empresas cárnicas y de alimentos ceto utilizan publicidad falsa para animar a los usuarios a pasarse a ceto para comer más beicon mientras pierden peso. Pero las estadísticas son limitadas; no sólo ignoran los problemas de salud adicionales de comer beicon, sino que no mencionan cómo comprar beicon de la forma más saludable (como comprobar los niveles de sodio).

La delgada línea que separa lo persuasivo de lo engañoso

Abordar la investigación de productos con prejuicios y sacar conclusiones precipitadas plantea un problema importante con las estadísticas en publicidad: el velo entre lo persuasivo y los datos engañosos.

La buena publicidad es persuasiva. Esto garantiza que los clientes potenciales conecten con los anuncios y se sientan más impulsados a comprar un producto. Cuando los anunciantes crean campañas, se centran en una o varias de estas cualidades:

  • Intención
  • Emociones
  • Apariencia

Al potenciar uno o varios de estos factores en la publicidad, sus clientes potenciales encontrarán una utilidad a su producto o servicio y aumentarán el valor sentimental de su anuncio.

Pero, por otro lado, los anunciantes pueden utilizar estos factores para captar vulnerabilidades, utilizando estadísticas engañosas para incitar a la acción e incluso difundir información errónea. También pueden hacerlo con reclamos y anuncios falsos.

Lo más aterrador es que estas afirmaciones no siempre se consideran fraudulentas. Afirmaciones como “X producto para el cuidado de la piel puede reducir las arrugas” y “el beicon forma parte de una dieta ceto” son ciertas, pero las empresas no abordan los sesgos de selección y segmentación de alta intención que utilizan para beneficiarse de estas afirmaciones publicitarias.

La veracidad en la publicidad es crucial para la confianza del consumidor

La confianza y la credibilidad son dos de los factores más importantes que necesitan las empresas para atraer y retener clientes. Sin embargo, construir relaciones duraderas con los consumidores requiere tiempo y esfuerzo. Algunas empresas pueden recurrir a estadísticas que se centran en los prejuicios y la compra impulsiva, asegurándose así una venta rápida.

Aunque los consumidores pueden acceder rápidamente a los datos en línea, una reputación de marca negativa causa graves daños en nuestro mundo digital. Por eso, crear anuncios online honestos es una de las claves del éxito. Además, los organismos reguladores tienen muchas normas publicitarias, y cumplirlas le evitará multas y demandas.

Cómo pueden las marcas utilizar las estadísticas de forma ética

Aunque algunas marcas han utilizado estadísticas engañosas para aumentar sus beneficios (como veremos más adelante), las empresas también deberían respaldar la eficacia de su producto con datos. La clave es hacerlo de forma ética.

En primer lugar, ofrezca a sus consumidores información suficiente para que miren más allá de los números. En otras palabras, ofrezca transparencia sobre cómo recopiló los datos, la demografía general de los participantes en la investigación y cómo llegó a sus conclusiones.

También es importante ser abierto sobre el contexto. No haga que su estudio se centre en la venta de productos; en su lugar, deje que los datos hablen por sí mismos.

Evita cualquier sesgo en tu investigación: sé sincero si encuentras algún fallo o inconveniente. Si ofreces visualizaciones de datos, asegúrate de que sean fáciles de interpretar, que contengan datos suficientes para que los consumidores puedan seguir el gráfico y proporciona siempre las fuentes.

Work With Us

Industrias más afectadas por las estadísticas engañosas

Aunque todas las industrias se ven afectadas por las estadísticas engañosas, algunas son más susceptibles que otras. Entre ellas se incluyen:

Manipulación de datos por la industria tabacalera

La industria tabaquera tiene un largo historial de manipulación de datos y creación de estadísticas engañosas para restar importancia a los riesgos asociados al consumo de tabaco. Por ejemplo, en la década de 1950, la industria encargó a un comité de investigación que creara una investigación patrocinada por la industria que restara importancia a la relación entre el tabaquismo y el cáncer:

“Esta táctica ofrecía varias ventajas esenciales. La petición de nuevas investigaciones implicaba que los estudios existentes eran inadecuados o defectuosos. Dejaba claro que había más por saber, haciendo que la industria pareciera un participante comprometido en la empresa científica en lugar de un crítico interesado…. [El programa de investigación estaría controlado por la industria, pero se promocionaría como independiente”.

Se trataba de un caso clásico de selección de datos para respaldar sus afirmaciones. Esta “investigación” fue ampliamente criticada por la comunidad científica, pero consiguió crear dudas en la mente de los consumidores sobre la relación entre el tabaco y el cáncer.

Esta duda permitió a la industria tabaquera seguir vendiendo sus productos durante muchos años, a pesar de que cada vez había más pruebas de los peligros del tabaco:

Tobacco industry strategies to manipulate data on risk

Además de encargar estudios, la industria tabaquera también ha utilizado estadísticas que demuestran que sólo un pequeño porcentaje de fumadores desarrolla cáncer de pulmón, sin mencionar que fumar aumenta el riesgo de muchos otros problemas de salud, como enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Al centrarse en una única estadística, la industria tabaquera creó la impresión de que fumar no era tan peligroso como realmente es.

Productos para adelgazar y suplementos dietéticos

Los anunciantes pueden utilizar muestras de pequeño tamaño o manipular los gráficos para hacer creer que su producto para adelgazar es más eficaz de lo que realmente es. Un anunciante puede realizar un estudio con “investigadores” sesgados y una muestra de pequeño tamaño. Pueden llegar a la conclusión de que su producto produce una pérdida de peso del 50%, sin mencionar que el estudio sólo incluyó a un puñado de personas.

O, como en el caso de los polvos adelgazantes de Sensa, pueden limitarse a utilizar expresiones como“clínicamente probado” sin hacer referencia a ningún estudio:

Sensa false ad claims for weight loss

Sensa Products, el consejero delegado Adam Goldenberg y su avalista a sueldo, el Dr. Alan Hirsch, fueron condenados a pagar 26,5 millones de dólares como parte de una sentencia de 46,5 millones.

Este tipo de estadísticas engañosas pueden ser especialmente peligrosas, ya que pueden hacer creer a los consumidores que un producto es seguro y eficaz cuando no lo es:

weight loss ads false claims

Además de manipular las estadísticas, los anunciantes de productos para adelgazar también suelen utilizar fotos del antes y el después en su publicidad. Estas fotos pueden manipularse de varias maneras, como utilizando una iluminación o ángulos de cámara diferentes, para hacer creer que el producto es más eficaz de lo que realmente es.

Por cierto, vale la pena ver esta lista de increíbles afirmaciones sobre la pérdida de peso, incluido un anuncio de “crema adelgazante inspirada en la langosta… que simula la capacidad de una langosta para encoger su cuerpo” (!?):

lobster-inspired slimming cream - misleading stats

Alegaciones engañosas sobre la salud en alimentos y bebidas

Las empresas del sector de la alimentación y las bebidas utilizan a menudo la publicidad en Internet para afirmar que sus productos son saludables o bajos en calorías sin proporcionar datos precisos que respalden estas afirmaciones. Una empresa puede afirmar que su producto es “bajo en grasas” o “bajo en calorías” sin mencionar que también es alto en azúcar o sodio.

La carne de charcuteríade Maple Leaf Foods indica en el envase “sin conservantes añadidos”, aunque en realidad contiene nitrito, que es un conservante relacionado con el cáncer. Aunque la empresa negó que sus etiquetas estuvieran escritas de forma engañosa, posteriormente modificó sus envases para decir que su carne de charcutería contiene nitrito tras una investigación de CBC Marketplace:

Image1

Además de las afirmaciones engañosas sobre el contenido nutricional de sus productos, las empresas de alimentos y bebidas también suelen utilizar estadísticas en sus anuncios en línea e impresos para crear la impresión de que sus productos son más populares o saludables de lo que realmente son.

Por ejemplo, una marca puede afirmar que su producto es la “elección número uno” de los consumidores sin mencionar que esta afirmación se basa en una pequeña encuesta realizada a un grupo selecto de personas.

Otras industrias son:

  • Industria de la belleza: Los estudios pueden realizarse en participantes con un tipo de piel específico, lo que distorsiona los resultados del estudio. Pueden utilizarse muestras pequeñas o sesgadas, lo que dará lugar a una hipótesis inexacta.
  • Medios de comunicación: Los medios de comunicación modernos tienen prejuicios a la hora de informar, como favorecer a un determinado partido político en detrimento de otro. Esto hace que los medios de comunicación convencionales difundan información falsa o exageren los hechos. Muchos medios de comunicación también favorecen el statu quo y pueden optar por informar sobre ciertas historias en lugar de otras.
  • Industria de la salud alternativa: Algunos productos de las categorías de tratamientos “alternativos” y “complementarios” (como los suplementos, las hierbas y los aceites esenciales) carecen a menudo de la investigación a la que está obligada la medicación convencional. Eso significa que los consumidores pueden carecer de conocimientos vitales sobre estos productos, como efectos secundarios, información sobre alergias e interacciones farmacológicas.

Nota: Esto no significa necesariamente que los suplementos estén respaldados por afirmaciones falsas. A diferencia de los medicamentos, que están diseñados para tratar o curar enfermedades, los complementos dietéticos están destinados a proporcionar nutrientes que pueden faltar en la dieta de una persona. Como tales, están regulados de forma diferente. La FDA no revisa la seguridad y eficacia de los complementos dietéticos antes de su comercialización, pero sí controla su seguridad una vez que están en el mercado.

Contenido relacionado: 187 Estadísticas de Publicidad Online: Privacidad, In-App, PPC, Social y más

Técnicas utilizadas para manipular datos en publicidad

Hay una serie de técnicas utilizadas para manipular datos en la publicidad, y entender estas técnicas es esencial para que los consumidores tomen decisiones informadas sobre los productos y servicios que eligen comprar. Al conocer estas técnicas, los consumidores pueden evitar ser engañados por estadísticas publicitarias falsas.

He aquí los tipos más comunes de publicidad falsa y cómo detectarlos.

Selección de datos

Consiste en extraer datos y seleccionar únicamente los que apoyan una afirmación concreta, ignorando otras respuestas que la contradicen. Esto puede dar una visión sesgada de la información y presentar una representación inexacta de los resultados.

Por ejemplo: Una empresa puede mostrar sólo las reseñas positivas de un producto e ignorar las negativas. Esto puede llevar a los consumidores a creer que el producto es universalmente bien recibido cuando, en realidad, puede haber un número significativo de clientes insatisfechos.

Cómo detectar esta técnica:

  • Busque la imagen completa: Examine si la estadística presentada ofrece una visión global del tema o sólo se centra en un único dato.
  • Busque fuentes adicionales: No confíe únicamente en la información proporcionada en el anuncio. Busque fuentes independientes, como estudios de investigación acreditados o informes del sector, para obtener una perspectiva más amplia.
  • Evalúe el tamaño de la muestra y su representatividad: Considere si el tamaño de la muestra utilizado en la estadística es suficiente y representativo de la población objetivo.
  • Examinar la fuente de la estadística: Determine la credibilidad y experiencia de la fuente que proporciona la estadística. Si la fuente tiene intereses creados o carece de objetividad, examine si el anuncio proporciona referencias para validar la estadística.
  • Busque contexto y pruebas de apoyo: Busque información contextual que le ayude a comprender la relevancia e importancia de la estadística. Una sola estadística sin el contexto adecuado puede dar lugar a interpretaciones erróneas.
  • Confíe en sus instintos y sea escéptico: Desarrolle un sano escepticismo ante las afirmaciones publicitarias y las estadísticas. Si algo parece demasiado bueno para ser verdad o carece de transparencia, es esencial cuestionar la validez de los datos presentados.

Falsear el tamaño de las muestras

La tergiversación del tamaño de las muestras es otra técnica estadística utilizada para manipular los datos en la publicidad. Las empresas pueden utilizar tamaños de muestra pequeños, lo que conduce a un análisis cuantitativo distorsionado. También pueden utilizar un tamaño de muestra que no represente a la población objetivo, lo que puede dar lugar a una representación inexacta de los datos.

Cuando las marcas entregan su producto a un laboratorio externo, suelen probar muestras de pequeño tamaño. En realidad, los consumidores utilizarán más el producto que esa pequeña cantidad, concretamente durante un periodo de tiempo. Por lo tanto, probar una muestra pequeña del producto produce resultados engañosos.

Esto también puede ocurrir en otras formas de pruebas, como las encuestas. Una empresa puede encuestar sólo a 20 usuarios, cuyas opiniones varían radicalmente de las de la población general.

Example of skewed sample size of people surveyed

Por ejemplo: Una empresa puede afirmar que el 90% de sus clientes están satisfechos con su producto, pero sólo ha encuestado a 10 personas. Este tamaño de muestra no es lo suficientemente grande como para representar con precisión las opiniones de toda la base de clientes y puede no ser estadísticamente significativo.

Cómo detectar esta técnica:

  • Busque información sobre el tamaño de la muestra: Examine si el anuncio proporciona información sobre el tamaño de la muestra utilizada para generar la estadística. Las fuentes transparentes y fiables suelen revelar el tamaño de la muestra para dar credibilidad a sus afirmaciones. La falta de información sobre el tamaño de la muestra o las referencias vagas a “un estudio” sin detalles concretos pueden levantar sospechas.
  • Evalúe el tamaño de la muestra en relación con la afirmación: considere si el tamaño de la muestra utilizado en el estudio o encuesta es apropiado para la afirmación que se hace. Diferentes tipos de alegaciones pueden requerir tamaños de muestra mayores o más representativos para obtener resultados estadísticamente fiables. Las afirmaciones extraordinarias basadas en tamaños de muestra pequeños deben examinarse de forma más crítica.
  • Evaluar la representatividad: Determine si la muestra utilizada en el estudio o encuesta es representativa de la población objetivo. Una muestra verdaderamente representativa debe reflejar las características demográficas, geográficas u otras características relevantes de la población en general. Si la muestra no es suficientemente representativa, los resultados pueden no ser generalizables o aplicables a la población más amplia.

Uso de términos ambiguos o vagos

Otra técnica utilizada para manipular datos en publicidad es el uso de términos ambiguos o vagos.

Por ejemplo: Los anunciantes pueden afirmar que un producto está “clínicamente probado” sin especificar a qué estudio o ensayos se refieren. Esto puede llevar a confusión a los consumidores y a una representación inexacta de la eficacia del producto.

Del mismo modo, afirmaciones como “totalmente natural” u “orgánico” son verdades a medias; pueden no tener un significado normalizado y ser utilizadas por las empresas para hacer que sus productos parezcan más sanos o más respetuosos con el medio ambiente de lo que realmente son.

Cómo detectar esta técnica:

  • Examine la redacción: Preste mucha atención a los términos y frases específicos utilizados en la estadística o afirmación. Busque términos demasiado generales o ambiguos que carezcan de claridad y precisión. Los términos vagos pueden incluir palabras como “muchos”, “la mayoría”, “algunos” o “un número significativo”.
  • Busque cifras concretas o detalles específicos: Busque información específica y cuantificable en las estadísticas. Los anuncios engañosos suelen basarse en términos vagos para evitar ofrecer cifras concretas o detalles significativos. Las cifras concretas o los porcentajes específicos proporcionan una imagen más clara y permiten una mejor evaluación.
  • Busque información contextual: Evalúe si el anuncio proporciona suficiente contexto y detalles de apoyo para explicar la estadística. Los términos ambiguos o vagos pueden crear una sensación de importancia o superioridad sin pruebas que la justifiquen. La falta de ejemplos concretos, referencias o fuentes de datos puede indicar falta de credibilidad.
  • Considere la ausencia de puntos de referencia o comparaciones: Los anuncios engañosos pueden utilizar términos ambiguos para evitar hacer comparaciones directas o puntos de referencia con las normas pertinentes. Busque referencias poco claras a las normas del sector, el rendimiento de la competencia u otros puntos de referencia relevantes. Esta falta de comparación puede dificultar la evaluación de la importancia de la estadística.
  • Analice el mensaje general: Evalúe el mensaje general que transmite el anuncio. Los anuncios engañosos suelen utilizar términos ambiguos para crear una impresión positiva sin aportar pruebas sustanciales. Si la estadística se presenta de un modo que parece más centrado en la persuasión que en proporcionar información objetiva, merece la pena investigar más a fondo.
  • Evalúe la fuente y la credibilidad: Considere la credibilidad y experiencia de la entidad o fuente que presenta la estadística. Los anuncios engañosos pueden basarse en términos vagos para enmascarar la falta de datos fiables o para exagerar las afirmaciones. Investiga si la fuente goza de buena reputación y es conocida por ofrecer información precisa.
  • Haga referencias cruzadas con fuentes fiables: Busque información o datos adicionales en fuentes independientes y fiables. Si el anuncio no proporciona información concreta, las fuentes fiables pueden ayudar a verificar o refutar las afirmaciones. Varias fuentes con información clara y concreta aumentan la credibilidad de la estadística.

Manipulación de gráficos y elementos visuales

Los gráficos engañosos en la publicidad pueden ser otra técnica utilizada para manipular los datos en la publicidad. Los anunciantes pueden utilizar un gráfico engañoso u otra ayuda visual que no represente con exactitud los datos o hacer cambios en la escala del gráfico para que los resultados parezcan más impresionantes de lo que realmente son.

Por ejemplo: Un gráfico puede estar diseñado para exagerar la diferencia entre dos puntos de datos, haciendo que parezca que hay una brecha mayor de la que realmente hay. Por otra parte, un gráfico puede tener un eje y que empiece en un número mayor que cero, haciendo que una pequeña diferencia parezca mucho mayor de lo que realmente es.

visual example of manipulating the Y-axis in a chart

Cómo detectar esta técnica:

  • Examina los ejes: Observa atentamente los ejes o la representación visual del gráfico. Los anuncios engañosos pueden manipular la escala o el rango de los ejes para exagerar o minimizar el impacto de los datos. Presta atención a las unidades de medida y a los intervalos entre valores.
  • Evalúe las proporciones: Evalúa si las proporciones y tamaños de los elementos del gráfico representan fielmente los datos presentados. Los anuncios engañosos pueden manipular el tamaño de las barras, los trozos de tarta u otros elementos visuales para distorsionar la percepción de los valores relativos o los porcentajes.
  • Compruebe si hay datos truncados u omitidos: Busque cualquier signo de puntos de datos truncados u omitidos en el gráfico. Los anuncios engañosos pueden eliminar selectivamente puntos de datos o truncar el eje para que las diferencias entre los puntos de datos parezcan más significativas o visualmente impresionantes.
  • Considere la línea de base: Evalúe la elección de la línea de base o punto de partida del gráfico. Los anuncios engañosos pueden manipular la línea de base para crear la ilusión de cambios mayores o más espectaculares. Al elegir selectivamente una línea de base específica, el anunciante puede distorsionar la percepción de crecimiento, mejora o declive.
  • Evalúe el uso de efectos 3D: Tenga cuidado con los efectos 3D excesivos o innecesarios en gráficos o elementos visuales. Aunque los elementos 3D pueden hacer que un gráfico sea visualmente atractivo, también pueden introducir distorsiones que falseen los datos. Preste atención a si los efectos 3D mejoran la comprensión o simplemente sirven como truco visual.
  • Considere la narrativa general: Evalúe la narrativa o el mensaje que transmite el anuncio. Los anuncios engañosos pueden utilizar gráficos o elementos visuales manipulados para apoyar un argumento predeterminado o para enfatizar un punto específico sin reflejar con precisión los datos subyacentes. Evalúe si los elementos visuales concuerdan con la credibilidad y transparencia generales del anuncio.

Preguntas tendenciosas

Para obtener datos de los participantes, los analistas suelen hacer preguntas para conocer sus opiniones y puntos de vista. Sin embargo, estas preguntas pueden ser tendenciosas, a menudo llamadas “preguntas cargadas”.

Por ejemplo: Supongamos que un grupo está probando una herramienta de marketing. Al final del periodo de prueba, los analistas de datos podrían preguntar: “¿Fueron útiles y organizados los materiales?” y otras preguntas positivas, en lugar de dejar que los participantes compartan sus pensamientos sinceros. De este modo, el estudio no extraerá ningún dato útil, sólo opiniones sesgadas:

Image3

Una pregunta no sesgada, o neutra, en este caso sería “¿Fueron útiles los materiales?”.

Double-barreled question - corrected

Cómo detectar esta técnica:

  • Fíjate en las preguntas que se hacen: En la mayoría de las encuestas, la marca mencionará las preguntas que hizo a los participantes. Fíjate si pedían comentarios negativos/constructivos o si ofrecían un espacio para que los participantes compartieran sus sentimientos sinceros.
  • Porcentajes: Muchos ejemplos de estadísticas engañosas en publicidad publican los resultados en porcentajes, por ejemplo, el 75% de los profesionales del marketing consideraron que esta herramienta era eficaz. Esto demuestra que los analistas de datos hicieron la misma pregunta a los participantes y probablemente les dieron opciones múltiples como respuesta.
  • Respuestas emocionales: Los anunciantes suelen captar clientes potenciales con emociones, por lo que las encuestas pueden mostrar la conexión emocional que los participantes tenían con un producto; por ejemplo, al 60% de los niños les encantó el sabor de nuestra mantequilla de cacahuete. Esto no muestra ninguna crítica constructiva ni ninguna percepción del producto.

Promedios engañosos

Muchos anunciantes indican “promedios” para evitar sesgos. En realidad, la cifra puede estar inflada y exagerada. Esto ocurre especialmente cuando los investigadores utilizan la pesca de datos (o dragado de datos).

Por ejemplo: Una empresa promociona una silla de coche con un mensaje como “al padre medio primerizo le encanta nuestra silla de coche por su seguridad y fácil instalación”. En realidad, es posible que la empresa no sepa cuántos padres primerizos prefieren sus sillas a las de la competencia, o que sólo unos pocos hayan respondido a su encuesta. Aun así, decir “la media” en lugar de ofrecer datos concluyentes queda mejor en publicidad.

Cómo detectar esta técnica:

  • No querer contar toda la historia: Una marca puede utilizar “medias” en su publicidad, pero sin datos concluyentes, sus afirmaciones son engañosas.
  • Buscar desigualdades: Al hablar de “medias”, algunas empresas pueden ajustarse a prejuicios o suposiciones. Usando el ejemplo de la silla de coche, una marca puede decir “la madre media” en lugar de “el padre medio” o “el progenitor medio”.

Contenido Nosotros contra Ellos

Las marcas pueden comparar sus productos y servicios con los de la competencia para ofrecerse como alternativa. Pero como se están promocionando a sí mismas como la mejor opción frente a las otras marcas, sus argumentos tienden a sonar parciales y sesgados.

Por ejemplo: Una empresa de marketing de generación de leads puede escribir un blog comparando sus servicios con los de un competidor. En lugar de ofrecer información valiosa sobre ambos servicios, la marca puede convertir el blog en un artículo promocional y menospreciar a la otra empresa.

Cómo detectar esta técnica:

  • Críticas vagas: Como la marca que publica el blog está intentando atraer clientes, utilizará argumentos vagos para explicar por qué no deberían hacer negocios con la otra empresa y ofrecerá razones más detalladas para utilizar sus servicios.
  • Sacar conclusiones rápidamente: La empresa principal criticará a la otra sin ofrecer capturas de pantalla, vídeos o pruebas de que han utilizado sus productos.
  • Enlaces de afiliados: Aunque una empresa no publique el blog por su cuenta, puede asociarse con blogueros que publiquen el contenido por ellos, poniéndose del lado de la empresa que hace negocios con ellos.

Porcentajes engañosos

Los porcentajes son una forma sencilla de que los consumidores vean los datos. Pero cuando los porcentajes se presentan sin información complementaria sobre cómo se recogieron los datos, es difícil evaluar la exactitud y fiabilidad de estas cifras. Sin conocer el tamaño de la muestra, la demografía de los encuestados o la metodología empleada en la recogida de datos, una cifra porcentual puede ser engañosa.

Por ejemplo: Una empresa de publicidad puede publicar un estudio de caso diciendo que convirtieron clientes potenciales para el “80% de los clientes”. Aunque esta cifra parece prometedora, es extremadamente imprecisa. ¿Esa cifra representa a la totalidad de su clientela o sólo a un pequeño número? ¿Y qué medios utilizó la empresa para recopilar esos datos?

Cómo detectar esta técnica:

  • Porcentajes imprecisos: Algunas marcas pueden descubrir que 3 de cada 8 clientes respondieron negativamente a sus productos, pero pueden no declarar ese porcentaje como 37,5%. En su lugar, pueden redondearlo al 38% o decir “casi el 40%”.)
  • Busque cifras en bruto: Dicho esto, la marca también podría indicar “3 de cada 8” en lugar de un porcentaje.

Números inventados

Y, por supuesto, hay veces en que una marca publica estadísticas que demuestran la eficacia de su producto… sin ni siquiera realizar un estudio. Se inventan cifras para utilizarlas en su campaña publicitaria y atraer a la gente a comprar.

Por ejemplo: Una empresa de alimentos saludables puede decir que el 55% de sus clientes experimentaron una disminución de la presión arterial al consumir sus comidas, sin ningún dato que respalde esta afirmación. Y como pocas personas investigan por su cuenta estas afirmaciones, se las creen porque están impresas en el envase del producto.

Cómo detectar esta técnica:

  • Marketing demasiado bueno para ser verdad: Afirmar que “una comida puede reducir su tensión arterial” es poco realista. Usa tu instinto para identificar lo que es real y lo que no.
  • Compruebe diferentes recursos: Si una marca hace alguna afirmación fraudulenta, recibirá una multa de la FTC. Investigue un poco, o al menos haga una búsqueda rápida en Google, para ver si la empresa ha recibido advertencias y multas en el pasado.

Work With Us

7 ejemplos de estadísticas engañosas en publicidad

Existen numerosos estudios de casos de uso indebido de estadísticas en publicidad, que pueden aportar información valiosa sobre cómo se utilizan estas técnicas en la práctica. Aquí veremos algunos ejemplos comunes de estadísticas engañosas.

Anuncio de Sephora y Clean Beauty

Con tantos productos de belleza, los consumidores quieren sentirse cómodos sabiendo lo que se ponen en la piel. Por eso, el movimiento de “belleza limpia” ha conquistado a los consumidores, que confían más en los productos sin ingredientes peligrosos, productos químicos agresivos ni fragancias.

Sin embargo, se abrió un debate en la industria de la belleza, y muchos se preguntaron: “¿Qué es la belleza limpia?”. Hay muy poco control sobre estos productos y una norma “limpia” establecida a la que atenerse. Por eso la mega marca de belleza Sephora se metió en un lío con un anuncio de “belleza limpia”, y ahora se enfrenta a una demanda por publicidad engañosa:

Sephora "clean" cosmetics ad

Sephora promocionaba su línea como “limpia”, pero seguía conteniendo ingredientes sintéticos y nocivos. El demandante alegó que esto era engañoso porque la empresa no sólo hacía publicidad falsa, sino que cobraba más por estos productos.

¿Qué ha dicho Sephora? En su sitio web, afirman que los productos de su línea limpia no contienen parabenos, aceites minerales, ftalatos, formaldehído ni los sulfatos SLES y SLS. Al mismo tiempo, el demandante afirma que esto es incoherente con la visión que tiene el consumidor de la belleza “limpia”, según la cual el producto no contiene ningún ingrediente sintético.

Esta demanda detalla un problema importante: nuestra concepción de la belleza limpia. Si buscamos “belleza limpia” en Google, encontraremos numerosos sitios web con afirmaciones diferentes: algunos afirman que la belleza limpia no contiene los ingredientes detallados por Sephora, mientras que otros afirman que el producto está compuesto únicamente de ingredientes naturales.

Hasta que un organismo regulador ofrezca una definición específica de belleza “limpia”, las marcas deben etiquetar sus productos como “limpios” con precaución, o de lo contrario enfrentarse a una demanda similar por publicidad engañosa.

Teami y beneficios para la salud sin fundamento

Cuando Teami se formó por primera vez en 2013, parecía ser una marca prometedora. Utilizaban publicaciones divertidas y de moda en las redes sociales e impresionantes colaboraciones con influencers para promocionar sus tés saludables. Pero, ¿había algo más de lo que parece en esta empresa?

Basta con echar un vistazo rápido a este blog para ver que Teami hace afirmaciones médicas serias:

Teamie Tea colon health claims

Sólo en el primer párrafo, afirman que tiene toxinas en el interior de las paredes del colon. Pero, ¿es esto cierto? ¿Qué datos y fuentes tienen para respaldar esta afirmación?

Esto no fue suficiente para la FTC. Demandaron a Teami, LLC, al director general de la empresa, Adi Halevy, y a Yogev Malul, directivo de Teami. En la demanda también se menciona a numerosas personas influyentes que colaboran con Teami y que no mencionan que se les paga por anunciar estos tés.

La demanda se centraba en sus anuncios engañosos y en la promoción de los beneficios para la salud de sus productos. En la demanda, se señalan tés específicos y las afirmaciones médicas que cada uno hace en su publicidad, como que el té Teami Profit desobstruye las arterias y combate las células cancerosas.

En 2022, la FTC reembolsó a los consumidores de Teami un cheque de no más de 45 dólares a cada uno, lo que supone un desembolso total de más de 930.000 dólares.

Anuncio de Bang Energy Super Creatine

Como muchos de nosotros llevamos una vida ajetreada, siempre surgen muchas marcas y productos para mantenernos en movimiento. Bang Energy es un ejemplo. Con mucha cafeína y más de 40 “sabores divertidos”, Bang Energy promete proporcionar un “impulso explosivo de energía”.

Sin embargo, el mercado de las bebidas energéticas está sobresaturado. Bang Energy tuvo que ser creativa con su publicidad para separarse de la competencia. Y su táctica fue aprovechar la industria del fitness y los nutrientes que los entusiastas del ejercicio utilizan para mejorar el rendimiento en el gimnasio.

Bang Energy empezó a promocionar sus bebidas diciendo que contenían “supercreatina“:

El problema es que la supercreatina no existe. La creatina es un compuesto natural que proporciona energía a los músculos y que también se encuentra en alimentos ricos en proteínas.

Esta afirmación llamó la atención de su competidor Monster Energy, que demandó a Bang por publicidad engañosa en 2023. El argumento de Monster era que Bang utilizaba esta afirmación engañosa para quitarle negocio, y Monster fue indemnizada con 293 millones de dólares. Como resultado, Vital Pharmaceuticals, Inc, la empresa matriz de Bang, se declaró en quiebra según el Capítulo 11. Unos meses más tarde, Monster aceptó comprar Bang. Sin embargo, la FTC aún debe revisar este acuerdo.

Hey Dude Shoes suprimió las críticas negativas de los clientes

Las opiniones de los clientes son un medio esencial para que los consumidores investiguen los productos. Por eso, cuando una marca suprime sus reseñas negativas, no dispone de un método imparcial de investigación de productos.

Por eso Hey Dude Shoes fue multada cuando suprimió el 80% de las reseñas con menos de cuatro estrellas en 2020-2022. Hey Dude Shoes lo hizo confiando en una plataforma de reseñas de terceros, donde rechazaban o no publicaban las reseñas menos favorables.

Además, Hey Dude Shoes no cancelaba los pedidos de los clientes, nunca emitía avisos de retraso en el envío y regalaba tarjetas regalo en lugar de devolver el pedido a la forma de pago original.

Hey Dude spring 2023 Sunapee sneaker

La FTC declaró que esto infringía la norma sobre pedidos por correo, Internet y teléfono, y Hey Dude Shoes fue multada con 1,95 millones de dólares. Estos fondos se utilizarán para reembolsar a los clientes.

El yogur Activia exageraba sus beneficios para la salud

Nos gustaría pensar que los productos alimenticios saludables son honestos sobre los beneficios para la salud que promocionan, pero no siempre es así. Esto le ocurrió a Activia Yogur y a su empresa matriz, Dannon:

Activia probiotic yogurt

La empresa se enfrentó a una demanda colectiva en California, y el demandante alegó que la empresa utilizaba publicidad falsa para hacer afirmaciones de salud sin fundamento en su marketing, exagerando los beneficios de su yogur.

Algunas de sus afirmaciones incluían “regular el sistema digestivo” y utilizar un nombre falso de una bacteria probiótica (Activia utilizaba diferentes variaciones de este término en EE.UU., Canadá y Reino Unido).

Esta demanda también alegaba que, debido a las estadísticas de publicidad falsa, la empresa infló el precio de su yogur. Como resultado de la demanda, Dannon accedió a cambiar el texto de sus anuncios y a retirar las afirmaciones sobre la salud.

Un dispositivo de fototerapia de baja intensidad afirma que trata el dolor crónico

Vivir con dolor crónico es insoportable y muchos pacientes buscan alternativas a los fármacos. Esto ha llevado a muchas empresas a promocionar tratamientos no convencionales dirigidos a pacientes vulnerables, incluidas nuevas tecnologías como la terapia con luz de baja intensidad (TLBI).

Un ejemplo es Willow Curve, un dispositivo de LLLT que afirmaba tratar el dolor intenso. Desde que se desarrolló en 2014, el marketing afirmaba que se trataba de un “dispositivo inteligente” que había “demostrado clínicamente” que reducía el dolor y la inflamación.

La FTC impugnó esta afirmación como publicidad engañosa, ya que carecía de datos científicos que respaldaran su condición de “clínicamente probado”. Además, Willow Curve afirmaba falsamente que la FDA lo había aprobado, utilizaba anuncios nativos engañosos en su campaña y ofrecía una falsa garantía de devolución del dinero.

Willow Curve device.

La FTC impuso una sentencia de 22 millones de dólares a Physician Technology, LLC y Willow Labs, LLC.

Suplemento de sobriedad basado en recomendaciones pagadas y reseñas falsas

Recuperarse de la adicción al alcohol es difícil, y quienes desean disfrutar de una vida sobria pueden confiar en productos que les ayuden a frenar sus ansias. Por desgracia, esta vulnerabilidad puede atraer a empresas fraudulentas.

Sobrenix es un ejemplo. Este suplemento está fabricado por Rejuvica y va dirigido a quienes se están recuperando de una adicción al alcohol. Utilizan publicidad engañosa para afirmar que sus suplementos reducen la ansiedad por el alcohol, sin pruebas que lo respalden. En realidad, el suplemento está hecho de raíz de kudzu y varias vitaminas y minerales.

No sólo eso, sino que Rejuvica promocionó el suplemento mediante avales pagados, aunque los avales no mencionaban sus colaboraciones con la marca. Además, Rejuvica creó sitios web falsos de reseñas y los miembros del personal de la empresa dejaron valoraciones en estos sitios falsos (la imagen de abajo es irónica):

A Sober Lesson for Supplement Marketer Using Deceptive Claims and Fake Endorsements, Kate Patton

Como resultado, Rejuvica debe pagar 650.000 dólares a la FTC, que utilizará para reembolsar a los clientes.

Contenido relacionado (¡con fuentes!):
* 75+ Estadísticas CRO Que Te Ayudarán a Aumentar las Ventas en 2023
* 100 estadísticas SEO que te ayudarán a dominar los rankings de búsqueda en 2023

Cómo combatir las estadísticas de publicidad falsa

El uso de estadísticas engañosas en la publicidad tiene un impacto significativo en la confianza del consumidor y en su toma de decisiones.

Cuando a los consumidores se les presenta información engañosa, pueden tomar una decisión desinformada, perjudicando en última instancia su salud o sus finanzas. Esto puede llevar a una pérdida de confianza en la industria publicitaria, y los consumidores pueden volverse escépticos ante cualquier afirmación publicitaria que encuentren.

A medida que los consumidores son más conscientes de la pesca de datos y otras técnicas utilizadas para manipular la publicidad, exigen más transparencia y honestidad a las empresas. Esto ha dado lugar al surgimiento de varias organizaciones que desempeñan un papel en la regulación de la publicidad para ofrecer a los consumidores información precisa sobre los productos.

Autoridad de Normas Publicitarias (ASA)

La Advertising Standards Authority (ASA) es el regulador independiente de la publicidad en todos los medios de comunicación del Reino Unido. Su función es garantizar que la publicidad sea legal y sólo haga declaraciones veraces. La ASA tiene directrices específicas sobre el uso de estadísticas en la publicidad y supervisa activamente los anuncios para asegurarse de que las cumplen.

Comisión Federal de Comercio (FTC)

La Comisión Federal de Comercio (FTC) es la agencia estadounidense de protección del consumidor. Puede emprender acciones legales contra las empresas que incurran en prácticas engañosas, incluido el uso de estadísticas publicitarias falsas.

La FTC adopta un enfoque proactivo para proteger a los consumidores y emprende acciones contra las empresas que utilizan afirmaciones publicitarias falsas.

Los grupos de defensa del consumidor suelen mantener estrechas relaciones con estos organismos reguladores, lo que les permite defender los derechos de los consumidores y concienciar sobre las prácticas publicitarias engañosas.

Puede denunciar las afirmaciones fraudulentas sobre productos y los anuncios engañosos en Internet o impresos a:

Revisiones independientes de productos

Las revisiones independientes de productos las realizan expertos imparciales o consumidores habituales que prueban y evalúan los productos en función de diversos criterios, como el rendimiento, la calidad, la durabilidad y la relación calidad-precio. Estas revisiones ofrecen información valiosa sobre los puntos fuertes y débiles de los productos, lo que permite a los compradores potenciales sopesar sus opciones de forma objetiva.

Numerosos sitios independientes de reseñas de productos ofrecen valoraciones y evaluaciones imparciales de una amplia gama de productos, entre ellos:

  • Consumer Reports: Esta reputada organización sin ánimo de lucro realiza pruebas e investigaciones exhaustivas sobre diversos productos de consumo. Ofrecen análisis detallados, valoraciones y guías de compra para ayudar a los consumidores a tomar decisiones con conocimiento de causa.
  • Wirecutter: Este sitio, propiedad de The New York Times, ofrece reseñas y recomendaciones de expertos sobre diversos productos. Su equipo de experimentados periodistas y expertos investiga y prueba a fondo los productos para ofrecer información imparcial y fiable.
  • CNET: Se trata de un sitio de confianza dedicado a la tecnología y la electrónica de consumo. Ofrece análisis exhaustivos, valoraciones y consejos de compra sobre productos que van desde smartphones y portátiles hasta electrodomésticos y aparatos inteligentes.
  • Good Housekeeping: Esta popular revista y sitio web presenta reseñas independientes de productos a través de varias categorías, incluyendo electrodomésticos, productos de belleza y artículos para el hogar. Sus expertos prueban rigurosamente los productos para evaluar su rendimiento, seguridad y valor general.
  • TripAdvisor: Esta conocida plataforma de opiniones y recomendaciones relacionadas con los viajes permite a los usuarios compartir sus experiencias y proporcionar comentarios sobre hoteles, restaurantes, atracciones y mucho más, ayudando a los viajeros a tomar decisiones informadas.
  • Yelp: Se trata de una plataforma muy utilizada que permite a los consumidores reseñar y puntuar negocios locales, incluidos restaurantes, tiendas minoristas y proveedores de servicios. Es una plataforma comunitaria en la que la gente puede compartir sus experiencias y opiniones.

Cabe señalar que, aunque estos sitios se esfuerzan por ofrecer información imparcial, siempre es una buena idea tener en cuenta varias fuentes y opiniones para formarse una perspectiva completa.

Grupos de defensa del consumidor

Un grupo de vigilancia de los consumidores es una organización o entidad que supervisa e investiga activamente las prácticas empresariales, los productos y los servicios para proteger a los consumidores y garantizar prácticas justas y éticas en el mercado.

Escudriñan las afirmaciones y prácticas publicitarias falsas para identificar casos de estadísticas engañosas o técnicas de marketing engañosas en un esfuerzo por responsabilizar a las empresas y mejorar el interés público.

Entre los grupos de vigilancia de los consumidores más comunes figuran:

  • Federación de Consumidores de América: La CFA es una organización sin ánimo de lucro que defiende los derechos y la protección de los consumidores. Llevan a cabo campañas de investigación, educación y defensa de los consumidores en temas como la seguridad de los productos, los servicios financieros y la privacidad de los consumidores.
  • Public Citizen (Ciudadano Público): Es una organización sin ánimo de lucro que se centra en la defensa del consumidor y la responsabilidad de las empresas. Trabajan para proteger los intereses de los consumidores en ámbitos como la sanidad, la seguridad de los productos y la regulación financiera, al tiempo que promueven la transparencia y las prácticas comerciales justas.
  • Better Business Bureau: La BBB es una organización sin ánimo de lucro que actúa como intermediaria entre las empresas y los consumidores. Proporciona calificaciones, reseñas y servicios de resolución de conflictos para ayudar a los consumidores a tomar decisiones informadas y atender las quejas contra las empresas.

Este aumento de la demanda de transparencia y la disponibilidad de recursos independientes ha animado a las empresas a ser más prudentes en sus prácticas publicitarias. Muchas empresas reconocen ahora la importancia de generar confianza y credibilidad entre los clientes proporcionando información precisa y fiable.

En consecuencia, algunas empresas han adoptado iniciativas de transparencia, como revelar sus métodos de abastecimiento, procesos de fabricación o certificaciones de terceros, para demostrar su compromiso con la honestidad y la autenticidad.

Última palabra sobre las estadísticas engañosas en la publicidad

Las estadísticas engañosas y la publicidad falsa son totalmente erróneas y pueden tener un impacto significativo en la confianza del consumidor y en su toma de decisiones.

Uno de los pocos errores que pueden cometer los consumidores al comprar es no cuestionar los anuncios. Es esencial que los consumidores conozcan estas técnicas para tomar decisiones informadas sobre los productos y servicios que deciden comprar.

Al comprender las técnicas utilizadas para manipular los datos numéricos en la publicidad y el papel de los organismos reguladores en la lucha contra este problema, los consumidores pueden contribuir a garantizar que las afirmaciones publicitarias sean exactas y no engañosas.

Si estás listo para mejorar tu negocio con confianza y transparencia, los expertos en anuncios pagados de Single Grain pueden ayudarte 👇.

Work With Us

Contenido adicional aportado por Stephanie Jensen.

Write for us

Think you’ve got a fresh perspective that will challenge our readers to become better marketers? We’re always looking for authors who can deliver quality articles and blog posts. Thousands of your peers will read your work, and you will level up in the process.

Contribute to our blog